logo bitcoins
×
Entrevista en el Economista

Entrevista en el Economista

  • 22 Diciembre, 2017
  • Comentarios
  • Noticias

Esta es la entrevista que me hicieron hace poco para el Economista aquí: “Existe una probabilidad nada despreciable de que lleguemos a ver un patrón bitcoin

Con el bitcoin superando los 17.000 dólares, la primera pregunta no puede ser otra. ¿Está siendo el bitcoin víctima de una burbuja?

En mi opinión no y para ello lo primero que voy a explicar es qué entiendo yo por burbuja y por qué bitcoin es diferente a la de por ejemplo los famosos bulbos de tulipán.

Una burbuja se produce cuando en una inversión la creación o conservación del valor no se mantiene respecto a las expectativas y por lo tanto el precio termina literalmente “reventando”.

Comparar la burbuja de los bulbos de tulipán con bitcoin es completamente absurdo, si comprendes cuáles son las propiedades de un buen dinero como el oro por ejemplo: Escasez, durabilidad, divisibilidad, fungibilidad, etc…pues la capacidad de conservar valor de un tulipán es nula si tenemos en cuenta que los tulipanes no son escasos, no son durables en el tiempo (los bulbos suelen durar 1 año máx.), no son fáciles de transportar, no son fungibles y no son divisibles.

La única manera de que bitcoin no sea capaz de conservar el valor que la gente esté dispuesta a otorgarle es que un problema de seguridad de al traste con la fiabilidad de la información que contiene. A menos que seas un auténtico experto de la ciberseguridad y puedas explicar potenciales fallos, no estás cualificado para catalogar a bitcoin como una burbuja.

Son varios los expertos que aseguran que el 40% de los bitcoin en circulación están en manos de unas cuantas personas que se coordinan para crear tendencias y sacar tajada. ¿Es esta la causa de la fuerte volatilidad del bitcoin? ¿Cómo puede afectar al desarrollo de esta criptodivisa?

Es cierto que un importante porcentaje de bitcoins están en mano de pocas personas, seguramente un porcentaje incluso superior al que menciona esta noticia. Cuando digo pocas digo varias decenas de miles de personas. También es cierto que algunas de ellas, tienen cantidades muy grandes.

Estas personas, que se hacen llamar en la jerga “hodlers” son muy mayoritariamente gente que posee bitcoins por motivos no exclusivamente económicos, sino cuasi-ideológicos. Creen que el objetivo final de bitcoin es transformar el sistema financiero fiduciario que conocemos y en especial la capacidad de los Gobiernos, en particular los corruptos, para afectar al poder adquisitivo de sus ciudadanos.

Esta gente vende muy poco o nada, manteniendo todos sus bitcoins a toda costa por una parte, porque creen que sus bitcoins van a terminar valiendo mucho más y por otra para dotar de la mayor estabilidad posible a bitcoin. Además a medida que crece el precio de bitcoin, necesitan vender muchos menos para mantener su nivel de vida si es que no mantienen un trabajo en paralelo.

El caso particular que menciona la noticia es casi con total seguridad una persona promotora de otra criptomoneda paralela que de manera aislada vendió una enorme cantidad de bitcoins para a continuación comprar esa otra criptomoneda con la única intención de ayudar a la cotización de su “bebé” llamado bcash. Es una persona bastante dañina para el ecosistema bitcoin y tanto es así que la jugada le ha salido mal pues la cotización de Bitcoin desde entonces se ha más que duplicado y la de Bcash se ha reducido a casi la mitad desde sus máximos.

La volatilidad de bitcoin está derivada de que la liquidez es todavía muy baja comparada con otros mercados y muchas plataformas de intercambio. Hay muy pocas ofertas y demandas que casar, de tal manera que cuando un minero pone a la venta una cantidad importante de bitcoins para financiar sus operaciones ocurre que no encuentra suficientes compradores y por lo tanto la cotización temporalmente se hunde. Al mismo tiempo ocurre también con frecuencia que alguien o una empresa con mucho poder adquisitivo hace ofertas de compra que no encuentran suficientes vendedores a esos precios, por lo que la cotización se dispara.

El mercado de trading acentúa esta volatilidad y en internet hay librerías para que cualquiera se pueda construir su propio robot de trading.

La entrada de los mercados de futuros debería añadir mucha liquidez al mercado y seguir contribuyendo a que baje la volatilidad, como ha ocurrido durante casi todos los años desde que Bitcoin se lanzó públicamente.

El bitcoin es un activo sin valor intrínsico, que se mantiene únicamente por la confianza y fe de los agentes. Es decir, es como el dinero fiduciario pero sin el apoyo legal de un banco central ¿Qué pasaría si (por ejemplo) una oleada de robos cibernéticos hunde la confianza de los agentes en bitcoin?

Le ocurre como al oro, pero esa “fe” es porque cualquiera puede tener acceso a los datos y comprobar que efectivamente alguien tiene los bitcoins que asegura tener. Se mantiene su valor por la confianza de los agentes en sus propiedades como buen dinero que comentaba anteriormente, es decir, la escasez, durabilidad, transportabilidad, etc…

Es cierto que la seguridad es un aspecto crítico en Bitcoin y es lo único que puede hacer que Bitcoin fracase, pero debemos distinguir dos cosas que la gente confunde con frecuencia: una es bitcoin como protocolo, y la otra es toda la capa de empresas y servicios que se han ido desarrollando alrededor de Bitcoin durante los últimos años. La primera no ha sido hackeada nunca, mientras que la segunda sí, en bastantes ocasiones, y casi total seguridad lo seguirá siendo. No se deben confundir, pues equivaldría a confundir al Euro con BBVA para que nos entendamos. No tendría sentido poner en cuestión el Euro porque alguien atracase una oficina bancaria del BBVA.

De la seguridad del protocolo depende el gran trabajo de los profesionales que desarrollan bitcoin. De la seguridad de esa segunda capa depende de por una parte el buen hacer de las empresas y personas que trabajan en las empresas y servicios asociados, pero también del aprendizaje y buen hacer de los usuarios de bitcoin, que tomen las medidas correctas para protegerse de esos ataques. Existen maneras sobradamente seguras de mantener tus bitcoins a salvo y mucha gente corre riesgos innecesarios por falta de información.

¿Cree que el bitcoin puede llegar a reemplazar a las grandes divisas del mundo como el euro o el dólar? ¿Por qué?

Yo creo que existe una probabilidad nada despreciable de que lo que ocurra es que tengamos un patrón bitcoin, al estilo de lo que ha ocurrido con el oro durante tantísimos años y que luego existan una serie de divisas tradicionales o criptodivisas respaldadas por bitcoin.

El motivo es que existen del orden de 20 a 30 trillones (americanos) de dólares en cuentas offshore, un mercado de alrededor de 7 trillones de dólares también americanos que vale el mercado del oro, y finalmente, un importante porcentaje del mercado inmobiliario y financiero mundial que busca un refugio seguro para su dinero, a salvo de inflación, inestabilidad política, burbujas, o bancarrotas bancarias y por qué negarlo, también de impuestos abusivos.

Si tenemos en cuenta esta potencial astronómica demanda, y al mismo tiempo la limitada oferta, y concluimos que quizás poco a poco más y más gente podría pensar que bitcoin puede ser un buen refugio alternativo para su dinero, tendremos que la revalorización de Bitcoin podría ser de varios órdenes de magnitud desde los niveles actuales durante los próximos años. Esto unido a potenciales ataques especulativos contra monedas débiles, podría empujar a los bancos centrales de monedas débiles a terminar comprando bitcoin para evitar una constante devaluación de sus reservas, y si esto ocurriese, podríamos tener una auténtica carrera inversa por comprar bitcoins, lo que en el argot se llama una hiperbitcoinización de la economía. Es un escenario que puede sonar muy distópico, pero no es nada descabellado si tienes en cuenta la “manía” que tenemos todos de buscar el mejor refugio para nuestro dinero.

Es más difícil ver el valor de bitcoin cuando vives en un entorno económico más o menos “estable” como el Europeo o de USA, pero si vives en países con inflación descontrolada, el valor de bitcoin es obvio. Por eso creo que pronto veremos ataques especulativos contra monedas débiles.

En este escenario, el dólar y el euro sobrevivirían respaldados por bitcoin mientras el ciudadano vea valor en poseerlos, frente a usar bitcoin, para los pequeños pagos en “sidechains”. Y los pagos de bitcoin en su blockchain pasaría a sustituir especialmente a las divisas empleadas para las grandes transferencias de liquidación entre bancos centrales y bancos comerciales, en especial el dólar americano, el euro y también los SDR del FMI o el oro.

Yo creo que existe una probabilidad nada despreciable de que lo que ocurra es que tengamos un patrón bitcoin, al estilo de lo que ha ocurrido con el oro durante tantísimos años y que luego existan una serie de divisas tradicionales o criptodivisas respaldadas por bitcoin.

El Banco Popular de China ha sido el más duro a la hora de limitar el campo de actuación del bitcoin, pero otros bancos centrales también están avisando de futuras acciones para regular o prohibir ciertas operaciones. ¿Pueden ser los bancos centrales y su regulación el verdugo del bitcoin?

Los Estados no han sido capaces de parar las drogas. Me cuesta mucho creer que sean capaces de parar datos transferidos de ordenador a ordenador, aunque no niego que pueda haber alguna manera que se me escape.

Podrían controlar la compra venta como ha hecho el Gobierno Chino u obligar a efectuar pagos en la moneda de curso legal. Pero nada de eso puede evitar que la gente siga conservando una importante parte de sus ahorros en su “refugio del ciberespacio” y que a la hora de intercambiarlo recurran a los intercambios persona a persona tipo localbitcoins.com, o usando plataformas de intercambio descentralizadas como bisq network.

Los desarrolladores de bitcoin han preparado hasta transmisiones satélite y vía radio para transferir transacciones, con lo cual parar bitcoin se me antoja imposible, más aún si cabe, si el número de usuarios sigue subiendo al ritmo actual (más de 100.000 nuevos usuarios al día).

Yo creo que habrá dos tipos de países, aquellos liberales de siempre tipo Suiza o Singapur y paraísos fiscales, que abrirán las puertas a la inversión extranjera y atraerán a esta incipiente industria, y los segundos tipo China, acostumbrados al control más “Orwelliano” de la población. Tengo claro que los perjudicados serían los segundos.

El ether, otra divisa digital, está creciendo con fuerza. Sin ir más lejos hoy ha superado los 600 dólares. ¿Es una amenaza el ether para el bitcoin? ¿Qué diferencias existen entre ambas divisas digitales?

El motivo que hace más fuerte a Bitcoin es el mismo motivo por el que ninguna de las otras criptomonedas tienen sentido como reserva de valor (y el mismo que el anunciado Petro de Maduro) y es que Bitcoin es la única criptomoneda cuyo desarrollo está descentralizado, en la que sería imposible aumentar la masa monetaria, en la que el foco es la seguridad y por lo tanto aquella en la que la gente sí que puede depositar su dinero.

Para que te hagas una idea, cualquier Estado podría acabar con Ethereum con tan solo arrestar a su fundador. El fundador de Bitcoin no se conoce, y aunque saliese a la luz ha perdido por completo el control de Bitcoin, que está ahora repartido entre decenas de miles de usuarios repartidos por todo el mundo. El fundador de Ethereum podría aumentar la masa monetaria mañana y que los Ether pasasen a valer la mitad en cuestión de segundos.

La propuesta de valor del ether es una capacidad de computación y generación de aplicaciones basadas en smart contracts que si bien pueden ser muy interesantes para desarrolladores, tienen como inconveniente que ofrecen múltiples “vectores de ataque” para un hacker. Tanto es así que el protocolo de Ethereum sí ha sido hackeado en al menos un par de ocasiones que yo sepa.

Si creo que aunque muy pequeño, existe un riesgo de mantener dinero en bitcoin, no le quiero ni contar el riesgo que creo que tiene mantener dinero en cualquier otra criptomoneda, cuyo objetivo al contrario que Bitcoin, son supuestas acrobacias computacionales enfocadas a resolver problemas además mucho menos interesantes que el de crear el mejor dinero posible.

Si alguna criptomoneda consigue alguna funcionalidad interesante de manera segura, es muy probable que termine siendo implementada en Bitcoin. Y si la consigue de manera no segura, lo lógico será mantener el dinero seguro en bitcoin y ejecutar operaciones puntuales concretas en esa criptomoneda, respaldada por Bitcoin.

Newsletter

Suscríbete a nuestro boletín