logo bitcoins
×
Bitcoin es la pólvora del Siglo XXI

Bitcoin es la pólvora del Siglo XXI

  • 24 Enero, 2018
  • Comentarios
  • Economía | Gobierno

Aviso: me he venido arriba, es un poco largo:

Un aspecto muy infravalorado y muy poco comentado en el mundo de los que hablamos de la era de la información y en particular de Bitcoin es la capacidad del dinero para dar la puntilla final a nada menos que la forma que tenemos de organizarnos en Naciones-Estado al cambiar por completo la lógica de la violencia. ¿Se me va la perola?

Me explico:

La lógica de la violencia es como se definen los incentivos para ejercer la violencia y para defendernos de ella, y es diferente en cada momento de la historia dependiendo de determinados factores. Por ejemplo en el paleolítico no tenía sentido atacar otras tribus pues apenas tenían nada, las ventajas de atacar eran pocas, y en cambio las posibilidades de salir mal parado altas. Por eso los estudios arqueológicos apuntan más a violencia intra-tribal que inter-tribal.

En el neolítico ocurre que nos atamos a la tierra y acumulamos bienes que nos permiten subsistir, pero son un blanco fácil para un atacante; por eso nos empezamos a organizar entorno a ciudades en las que empezamos a dividir el trabajo entre guerreros, y el resto. Nacen así los reinos, etc… Los guerreros y reinos surgen inicialmente para defenderse en común, pero terminan siendo ellos mismos artífices de la extorsión para ser capaces de financiar su estilo de vida a costa de los demás ciudadanos. Ese monopolio sobre la violencia es el que les da poder, surgiendo así los impuestos que se llaman así… bueno porque son impuestos, sino se podrían llamar “voluntarios”.

Las ciudades amuralladas empiezan a aparecer en este período poco a poco. Eventualmente algunos Imperios surgen porque son capaces de organizarse burocráticamente para ejercer la violencia en grandes territorios, cobrar impuestos a los vencidos, contabilizar gracias a la escritura, imponer una cultura común como elemento de cohesión (el mejor ejemplo de organización es sin duda Roma), pero la ciudad amurallada sigue siendo la manera habitual de defenderse y muchas duran hasta nuestros días (Ávila, Lugo…). Las cosas siguen más o menos parecidas con pocos avances hasta la Edad Media, con algún que otro Imperio nuevo que va y viene.

La pólvora llegó a Europa hacia el Siglo XIII y sobre todo XIV desde Oriente Medio, tras llegar a su vez desde China. Las ciudades amuralladas eran en ese momento el bastión de defensa, era la manera de organizarnos en pequeños reinos que eran suficientes para defendernos de las armas de aquella época. No había manera de traspasar muros con la tecnología de entonces.

Nuevamente, la pólvora cambió por completo la lógica de la violencia. No se podía desinventar, ni debatir sobre si servía para matar personas, o si no era una noble manera de combatir. Cuando estás en desventaja por no adoptar una nueva tecnología, finalmente te adaptabas y punto.

Si las murallas no surten efecto, la mejor manera de defenderse ante ataques es ganar escala y huir de los frentes de batalla. Para eso, hay que hacer tu reino más grande, para que tu ejército sea más grande y que el gobernante de turno esté lejos siempre de allí donde haya guerras. Para ello se tejen alianzas, matrimonios, conquistas a gran escala y todo lo que permita defender grandes territorios. Son procesos que duran cientos de años y así empieza a surgir el concepto de nación. Francia, con la revolución francesa, es la primera en imponer una lengua común a todos los franceses, pues resulta mucho más fácil imponer una cultura y leyes comunes si todos somos capaces de comunicarnos exactamente por igual.

Debes comprender la Nación-Estado como la manera que hemos tenido de defendernos ante una tecnología, la pólvora, que en su día lo cambió todo, en especial en lo que a defensa de los gobernantes se refiere. Si tienes dudas sobre todo esto, piensa en como las potencias hegemónicas del Siglo XX han sido siempre países grandes con ejércitos grandes, tipo USA o la URSS. Piensa también en como con el surgimiento de la bomba atómica cambió por completo el panorama. En cuanto los gobernantes, fueron potencial diana del otro país, empezó la guerra fría y los escenarios bélicos se movieron de sus fronteras a todas las demás (Corea, Vietnam, etc…). Me atrevería a decir que el Reichtag fue el último parlamento occidental bombardeado, en 1945 y si fue así, tengo dudas de que fuese por nuestro repentino afán pacifista, sino más bien por el instito de supervivencia de nuestros gobernantes.

Internet lo empezó a cambiar todo hace unos años. Primero empezó eliminando el monopolio de los Estados sobre la información. Las redes sociales están suponiendo por una parte el que se desagreguen por completo las fuentes de esa información, y que cada vez nos creamos menos, que seamos más críticos con las fuentes oficiales, y que pongamos cada vez más en cuestión la preparación y medidas tomadas por aquellos que nos gobiernan.

Bitcoin es un paso más, pero un paso decisivo, en el avance de la era de la información para cambiar este paradigma de la lógica de la violencia.

Como ya he explicado extensamente en otros posts, creo que Bitcoin tiene grandes posibilidades de convertirse en el próximo patrón monetario de la economía.

Es decir, ¿cuáles son las consecuencias de que un dinero que no se puede recaudar, pues es potencialmente invisible a los ojos de Hacienda, pueda convertirse en un dinero generalmente aceptado?

En un mundo en el que cada vez los activos son más el conocimiento, los bytes, los Estados, van a ser cada vez más incapaces de defendernos ante las nuevas amenazas cibernéticas. Por ello quizás cada vez más nos vamos a plantear qué ventajas tiene para nosotros pagar enormes impuestos que mantienen un Estado mastodóntico e ineficaz.

Los ataques cibernéticos van a ir a más, pues las potenciales ventajas son altas y las desventajas bajas para el atacante, y la capacidad del Estado para defendernos ante ellos va a ser muy limitada. Un equipo bien entrenado en un pueblo con una buena conexión a internet y unos pocos medios, puede tener la misma capacidad destructiva que un Estado poderoso en el mundo de los bytes.

Si efectivamente la razón de ser de un Estado es defendernos a todos y resulta que por los avances en la era de la información, por una parte será incapaz de defendernos y por otra incapaz de recaudar, te das cuenta de las implicaciones que puede tener esto para los Estados tal y como los conocemos?

Es un asunto que me parece absolutamente fascinante y que creo que no se trata apenas. Debemos prepararnos para todo lo que supone. En patronbitcoin.com estamos obsesionados con prepararnos y prepararte a ti para el mundo que viene. Sígueme en twitter @acrual si te interesan todos estos temas.

Newsletter

Suscríbete a nuestro boletín