logo bitcoins
×
Bitcoin como estándar universal para el intercambio de valor

Bitcoin como estándar universal para el intercambio de valor

  • 24 Marzo, 2018
  • Comentarios
  • Economía | Gobierno

Si te detienes un rato a pensarlo, en realidad el valor está en todo aquello que consideres que puede mejorar tu vida. Es por lo tanto valiosa cualquier cosa que mejore tu vida. De ahí que el valor sea algo subjetivo, pues lo que yo considero que puede mejorar mi vida, muy probablemente será diferente a lo que tu consideres que puede mejorar la tuya.

Si efectivamente el valor equivale a todo aquello que puede mejorar tu vida, deberíamos ser capaces de intercambiar valor de la mejor manera posible, es decir, sin interferencias, confusiones, sin que nadie pueda decidir por tí que es valioso o no para favorecer el progreso . Todo aquello que favorezca el libre comercio, favorece el libre intercambio de valor, y por lo tanto es bueno, pues en principio todos tendemos a cerrar una transacción comercial, en la medida en la que entendamos que favorece nuestra vida, es decir, que nos añada valor.

Cuando nos relacionamos, comunicamos o cuando intercambiamos información, necesitamos establecer lo que llamamos protocolos, es decir, un conjunto de reglas que nos permitan establecer esos intercambios, comunicaciones o relaciones de la mejor manera posible. Protocolos son por ejemplo mantener las formas cuando conoces a alguien, las relaciones diplomáticas, cómo se intercambian paquetes de información en internet o incluso también los idiomas con normas como el vocabulario, la gramática, entonación, pronunciación, etc…

En realidad para las relaciones comerciales necesitamos un protocolo también; si ya es difícil hacernos entender, imagínate si además no somos capaces de valorar de manera homogénea los diferentes bienes y servicios.

En el caso de los idiomas, por mucho que se esfuerce la Real Academia en españolizar palabras inglesas, tiene cada vez menos éxito en hacernos hablar como a ellos les pueda parecer correcto. Y además, les resultaría imposible hacerlo cumplir. La RR.AA. no gana nada en tratar de seguir regulando la manera en la que hablamos porque le resulta imposible conseguirlo.

Sin embargo con otros protocolos no ocurre lo mismo: es por ejemplo muy importante defender la neutralidad de la red, o lo que es lo mismo, la neutralidad del protocolo de internet, para que la información se pueda mover libremente sin que nadie pueda manipularla en su beneficio, o bloquear la que no le interese, y al igual que en internet, es igualmente importante hacerlo en lo relativo al dinero. Permitir que alguien como los Estados pueda manipular el dinero como protocolo para intercambiar valor en su beneficio nos empobrece a todos salvo a aquellas empresas o personas de su red clientelar.

No existe en la actualidad un protocolo para diferenciar noticias reales de las fake news, y por eso nos encontramos con un brutal problema de comunicación en la actualidad, que irá a más. En realidad el problema ya existía, sencillamente no lo sabíamos y los manipuladores y formas de manipular eran otras.

Conseguir un protocolo para intercambiar valor como el dinero que no sea manipulable es por lo tanto esencial para el progreso, para el libre intercambio del valor, para las libres relaciones comerciales. El oro lo fue mientras los Estados no eran lo suficientemente fuertes. Desde la aparición de la pólvora los Estados empezaron poco a poco a configurarse como una nueva forma de organización social, y terminaron siendo cada vez más poderosos para manipular este protocolo para su beneficio a base de emitir dinero arbitrariamente. Pero el oro es confiscable y por lo tanto los Estados son suficientemente poderosos como para poder hacerse con todo el que quieran, tanto que en la actualidad aproximadamente el 40% del oro mundial está en manos de los Bancos Centrales.

Bitcoin es precisamente la respuesta a este problema. Es un protocolo que nos permite intercambiar valor, sin que nadie lo pueda manipular, o lo que es lo mismo, un estándar global para el intercambio de valor diseñado para que nadie lo pueda manipular en su beneficio.

 

Newsletter

Suscríbete a nuestro boletín